Preguntémonos si vivimos en un estado de derecho donde la justicia es igual para todas las personas.

no-es-abuso-e1526626460141

Tras pasar dos años en prisión preventiva los miembros de “la manada” son puestos en libertad hasta que la sentencia sea firme.

Esta noticia ha convulsionado a una gran mayoría de las personas decentes independientemente de su edad, sexo, ideas políticas o religiosas.

Pero recapacitemos con respecto a lo sucedido. Durante los sanfermines de 2017 una joven madrileña denuncia la presunta violación por parte de cinco individuos. Tras la misma son detenidos cinco varones uno de ellos guardia civil y otro militar.

Durante y tras el juicio se abrió un debate público con respecto al consentimiento por parte de la joven y a su vez si hubo abuso sexual o agresión sexual, para este último supuesto es necesario la intimidación o la violación. La sentencia finalmente ha considerado que fueron abusadores pero no agresores y por lo tanto la sentencia pasó de una petición inicial de veintidós años a una condena de nueve.

Al respecto de la diferenciación entre agresión o abuso intentemos realizar un análisis binario.

Por una parte tenemos unos jóvenes con posible experiencia con respecto a la practicas de sexo en grupo, por una parte se dan para esta probable realidad los audios de washapp publicados en los medios de prensa y por otra la causa abierta por los presuntos hechos denunciados por una joven con respecto a lo sucedido el 1 de mayo de 2016 en Pozoblanco, Córdoba.

20180426224609_la-manada-1280x720_foto610x342

Seamos condescendientes y mal pensemos que la joven de Pamplona también hubiera realizado, en alguna ocasión, actos sexuales en grupo de forma consentida, por lo tanto partimos de la hipótesis de que ambas partes tenían roles adquiridos con respecto a las prácticas sexuales en grupo.

Bien, planteemos una hipótesis ante lo que pudiera haber sucedido. El día 7 de Julio una joven madrileña denuncio de madrugada que había  sido violada por cinco jóvenes andaluces, que en WhatsApp se hacían llamar “La Manada”. Pocas horas después fueron  detenidos.

Supongamos que la joven tras una noche de alcohol, cachondeo, fiesta y divertimiento se encontró a última hora de la madrugada con “la manada” y decidió acompañarles al portal de un edificio, pensemos que no únicamente iban a consumir droga y echarse unas risas, continuemos pensando que todos eran conscientes de que iban a hacer sexo en grupo. Hasta el momento, se han planteado todas las variables más proclives a la consideración de que lo que iba a suceder en el peor de los casos sería un mero abuso.

Pues ahora imaginémonos lo siguiente, la joven cree que va a ser un “divertimento”, de igual forma que siendo muy condescendientes con las mentes más calenturientas la joven pudiera haber vivido con sus amigos y amigas en alguna otra ocasión, pero la realidad con la que se encuentra es otra muy diferente, ante ella están cinco varones los cuales tras acceder al portal han comenzado a considerarla un mero objeto, ha dejado de ser un “sujeto” y ha pasado a estar cosificada, a ser convertida únicamente en un objetivo para el grupo de varones volcados únicamente en obtener placer a través de la sumisión y la penetración, naturalmente, todo ello en medio del jolgorio, de ellos; “con cara de calentón, poniéndose súper salidos… alguno de ellos incluso con rostro de enfermo –posiblemente relacionado, este término, con su salud mental en ese instante-”…. “siendo la forma de trabajar de ellos”, convirtiendo a la joven en “un expositor de pollos asados” para el consumo propio, según el relato recogido en los audios de washapp tras todo lo sucedido. Planteemos que la voluntad de la joven habría en estas circunstancias desaparecido y por lo tanto la aceptación convirtiendo lo sucedido en sometimiento, dominación y probablemente  convirtiéndose en una persona subyugada contra su voluntad inicial muy distante de la realidad con la que se encontraba, los chicos simpáticos, graciosos por su forma de hablar y relacionarse con los que podría molar pasar un rato de risas y divertimento se convertían en depredadores sexuales.

Manifestacion-Plaza-Nueva-sentencia-Manada_1239786509_83939045_313x182

Quien escribe este texto no es jurista pero desde luego probablemente una joven que pide ayuda y denuncia violación en la misma madrugada del día 7 de Julio de 2016 muy satisfecha no parece que estuviera tras salir del portal, algo que tendría que determinar el peritaje de una eminencia en psiquiatría. Pero desde la pura lógica no había transcurrido tiempo para recapacitar con respecto a lo ético o lo moral, de mantener relaciones en grupo consentidas, únicamente era probablemente la reacción ante la vivencia de una situación de vejación, de mal trato psicológico y físico realizado por unos babosos, siendo de alguien que paso de posiblemente desear un rato de divertimento consentido a vivir una agresión tras ser cosificada, humillada, maltratada en su condición de mujer.

Tras este juego mental de puras hipótesis ahora pasemos a preguntarnos hasta qué punto la justicia es igual para todas las personas.

  • Preguntémonos si la sentencia habría sido la misma en el caso de que los encausados hubieran sido unos jóvenes subsaharianos o magrebíes, por ejemplo.
  • Preguntémonos si los encausados habrían salido a los dos años de prisión preventiva.
  • Preguntémonos si las estadísticas nos dicen si la justicia decreta la libertad provisional en los casos de sentencias con condenas similares en los años de condena, no me digan que se hace un estudio individualizado, caso por caso, estamos hablando de estadísticas.
  • Preguntémonos siendo ya incluso “conspiranoicos” si lo que está sucediendo no pudiera estar beneficiando a alguien, jugando con la realidad, cual buenos magos con suficiente indecente poder para lograr la distracción en la atención de la gente y desviándola, al menos de momento, de sus posibles acciones ilegales.

Preguntémonos todo esto y que cada cual saque sus propias conclusiones con respecto a si vivimos en un estado de derecho donde la justicia es igual para todos y para todas.

 

VRT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s