Renta Mínima Vital, una nueva oportunidad perdida

Ministro Sanidad

Cuando el ministro de Seguridad Social decía el 15 de Abril “ la renta mínima será una prestación de –hogares—…y reducirá la pobreza extrema..” durante su comparecencia en la comisión de Trabajo del Congreso estaba dejando claro en primer lugar que la medida es únicamente paliativa, reducir significa disminuir un problema en ningún caso solucionarlo y además que la medida va a ir dirigida a familias en ningún caso a personas, sin más. Dicho esto, hemos de valorar hasta que punto es una nueva oportunidad perdida.

Una renta de estas características debería ser universal, un derecho de la ciudadanía para poder cubrir sus necesidades básicas. Un derecho de todos y todas para no sufrir una pobreza extrema excluyente.

Que sociedad nos presenta una ley dirigida a las familias y no a los individuos, a la ciudadanía, claramente dicha catalogación, quizás sin quererlo, otorga un sesgo ideológico a la medida, convirtiendo al ministro Escriva en un mal aprendiz del otro Escriva, aquel del Opus Dei. Aunque no sea quizás el único responsable de dicho “camino”, probablemente la resistencia que ofrecía la ministra de Economía, Nadia Calviño también hayan sido un lastre importante en esta RMV incoherente e insuficiente. Este “parche” no será en ningún caso una solución ante la marginalidad y la miseria de millones de personas a causa del desempleo, endeudamiento, desahucios… esta medida no nos traerá la felicidad, ni la dignidad como personas.

Pablo

Muy probablemente estas palabras no gusten a Pablo Iglesias quien en su cuenta de facebook, hablaba de “una victoria de todos los colectivos que durante muchos años han trabajado contra viento y marea para poner sobre la mesa la necesidad de una renta mínima”. No Pablo esto no es una victoria de nadie es un fracaso, pues en absoluto cumple las expectativas mínimas deseables. Y a este respecto recuerdo una anécdota de una película basada en los diarios de viaje del Che Guevara “Diarios de motocicleta” en la misma visitan la casa del doctor jefe del tratamiento para la lepra en Perú quien les pide consejo con respecto a la novela que había escrito con todo el amor de su vida, su amigo Alberto Granado (Rodrigo de la Serna) miente indicando que a Ernesto la obra le ha fascinado, sin embargo, el Che le rectifica diciendo que su “libro es un poco trillado, que esta mal escrito, básicamente, que debería dedicarse a lo que sabe hacer mejor” el doctor en vez de enfadarse o entristecerse agradece que Ernesto hasta aquel momento fuera el único en ser sincero con el de lo cual queda claramente agradecido, toda una lección de humanidad.

Jugando al absurdo pues este texto llegara únicamente a una cantidad ínfima de personas algo que tampoco me preocupa en exceso pues hay que ser consciente de quien es uno y a quien puede llegar desde un blog prácticamente desconocido, poco atendido, pues únicamente escribo algo en el mismo muy de vez en cuando, y además sin pretensión alguna de reconocimiento, mi ego se sacia con la publicación de lo que pienso, de lo que siento, de lo que comparto, de lo que anhelo, y todo ello de forma anónima o lo que viene a ser lo mismo “sin nombre” porque lo que personalmente deseo es mostrar una idea, un sentimiento, un pensamiento, sin mas.  En absoluto pretendo ocultarme bien saben quienes conocen de estas cosas que 45 años en la senda de “nadar contracorriente” junto a quienes anhelan un mundo de justicia, dignidad e igualdad no puede pasar desapercibidos para quienes defienden el “orden establecido” y por lo tanto uno ya ha perdido casi todos los miedos si excluimos el del sufrimiento por no poder ser atendido en condiciones en caso de enfermar y sufrir una muerte indigna cuando la misma llegue.

p1Ayer veía nuevamente otra película la cual lleva por titulo “La ladrona de libros” basada en una novela de Markus Zusak narrada desde el punto de vista de la Muerte, en la misma aparecen reflejados entre otras tematicas de la misma, los motivos del poder, de los malos gobiernos para llevar a generaciones de jóvenes a la incultura, a esas actitudes donde se reniega de la lectura pues en la misma se generan cosmovisiones de imaginación, aprendizaje y libertad, esa libertad que tanto temen los regímenes totalitarios,  a su vez la incultura también posibilita una sociedad sumisa, complaciente con medidas que son meros parches ante gravísimos problemas cual es el de poder comer todos los días, tener un techo donde cobijarse y por lo tanto ser un poco mas felices.

La ladrona de libros es una excelente medicina para sonreír cuando se escucha cuidado con lo que dices que son tiempos difíciles y el hablar lo que uno piensa puede tener. graves consecuencias en la realidad holística de la que formamos parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s